Blanqueamiento Dental

- Tipos de blanqueamientos dentales:

  • Sistema de blanqueamiento en clínica o fotoactivación: se trata de un procedimiento avanzado científicamente en el que en una sesión de menos de una hora se ven resultados. Primero se protegen cuidadosamente las encías con una funda especial. A continuación se aplica el gel blanqueante cuyos resultados se intensifican gracias a la tecnología activada por la luz que incluye un ajuste de intensidad variable para proporcionar el máximo confort al paciente. Para obtener un buen resultado es necesario evitar durante las 72 horas posteriores sustancias que puedan oscurecer los dientes para impedir que entren pigmentos antes de que el poro del esmalte se cierre.

  • Blanqueamiento dental en casa: En caso de realizar el tratamiento en casa, éste deberá realizarse siempre bajo la supervisión del odontólogo y sin olvidar las revisiones indicadas. Para este tratamiento es necesario tomar moldes y confeccionar unas férulas de plástico transparente sobre las que se aplica el gel blanqueador.
    El paciente se colocará en casa las férulas con el gel durante el tiempo indicado y durante un periodo de tiempo pautado por el odontólogo según el análisis realizado en consulta. El tratamiento no perjudica el esmalte. En algunas ocasiones suele aparecer sensibilidad transitoria durante el tratamiento que desaparece por completo una vez haya finalizado.

  • Blanqueamiento dental mixto: Este tratamiento combina las técnicas de fotoactivación y a realizar en casa. En clínica se aplica la tecnología avanzada que se refuerza con el tratamiento a realizar en casa compuesto por un gel recuperador dental y un gel blanqueador.
  • Blanqueamiento interno: el blanqueamiento interno está indicado para los dientes que se han oscurecido tras una endodoncia (matar el nervio) y su objetivo es devolver la tonalidad a un diente en concreto respecto a la totalidad. Sólo se puede hacer en dientes desvitalizados y se realiza en varias sesiones en la clínica con un procedimiento indoloro que no necesita de anestesia.
SUBIR